El poder de comer consciente

Nos preguntamos qué comer y qué no, a qué horas, qué combinaciones, las últimas tendencias, los alimentos “buenos” y “malos”, las calorías, el valor nutricional, etc… Todo eso es probablemente importante, no obstante, cuando hablamos de alimentación no solo importa el qué comemos, sino “cómo comemos”. 

“Cómo comemos” tiene varias formas de verlo: 

  • En qué estado emocional estamos: estresados, felices, serenos, ansiosos…
  • Qué estamos haciendo y pensando en ese momento: trabajando, viendo el móvil, conduciendo, viendo tv…
  • Dónde estamos: en casa, en el trabajo, en un sitio ruidoso… 
  • Cómo masticamos: lento, rápido…

Estos puntos afectan:

  • Tu percepción sensorial, es decir el placer que sientes, la capacidad de distinguir sabores.
  • Tu capacidad de digestión y metabolización de nutrientes.
  • Tu saciedad.
  • La cantidad de comida que ingieres.

Entre otros….

Preparado de yogurt con chia y avena

Es decir que el poder nutritivo de los alimentos, el impacto que tiene en tu salud, en tu figura, en tu ánimo depende de muchos factores más allá de el valor nutricional de los alimentos. Comer consciente lo cambia todo.

Estos son  5 consejos para comer consciente y que tu cuerpo pueda sacarle el mejor partido a la comida, disfrutes, digieras bien y logres el peso que deseas: 

  • Estar realmente presente: esto significa honrar el momento de la comida y NO ser multitasking. Deja el móvil, la tv, el compu, etc a un lado y focalizate en una sola actividad: comer. Hay estudios que demuestran que las personas que comen mientras que hacen varias actividades en simultáneo suelen tener más sobrepeso que las que no. 
  • Respirar: antes de comenzar a comer prueba respirar profundo 4 veces. El sistema olfativo le mandará órdenes a tu sistema digestivo para que prepare las enzimas adecuadas para la digestión. Además los sabores los apreciarás mejor porque el gusto está determinado por la aroma! 

  • Masticar lento y de a bocados pequeños: uff como cuesta! Yo lo que intento es poner un timer y así soy consciente de qué tan rápido estoy comiendo.

  • En lo que respecta a las emociones: si estas estresado o ansioso, tu sistema nervioso NO está en modo “digestión”, está en modo “supervivencia”. Es mejor que primero te tranquilices y respires antes de dar unos bocados! Cuesta, lo sé, porque muchas veces comemos en estos estados buscando alivio a las emociones incómodas. Por ejemplo si estás siguiendo un plan de alimentación y vas a comer algo que “no deberías” y ya te está generando estrés, culpa o remordimiento, notarás el efecto en la báscula. Por el contrario, si disfrutas lo que comes de forma consciente, con placer y sin culpa, es más probable que tu cuerpo sepa aprovechar ese capricho y no notes los efectos en los michelines después.
  • Come en un plato, nunca de un frasco, bolsa, etc. Comer directamente del envase prácticamente te garantiza que vas a comer de más. Siéntate, sírvete en un plato bien cuidado y pon chula la mesa, honra ese momento y tu cerebro se conectará para que comas las cantidades adecuadas y te dará las señales de “para” cuando sea tu momento. De igual manera, comer de pié, conduciendo, caminando, hace que pierdas conciencia de lo que comes y termines menos saciado. Si estás en la ofi, permítete un break, deja a un lado el ordenador y de ser posible ve a otro lugar y disfruta tu comida. Los fumadores se toman pausas frecuentes y nadie los juzga, por qué habrían de hacerlo contigo por querer hacer una pausa sana y comer?

Quizás son muchos tips a poner en práctica y te sientas un poco abrumado. Todo esto que te acabo de decir se resume en una palabra muy de moda y poco aplicada: mindfulness. No te preocupes, no es fácil en esta sociedad donde nos han enseñado a hacer todo deprisa y no ser conscientes de cómo comemos.

Mi sugerencia para que puedas aplicar estos tips de comida consciente es:

  1. Recuerda que son 5: Conciencia, Respirar, Masticar, Emociones y Lugar.
  2. Comparte con alguien estos 5 tips o en tus redes sociales, cuando lo cuentas lo interiorizas, como dicen: enseñar es aprender. Tageame para saber que lo has compartido y apoyarte en tu objetivo! 
  3. Escoge 1 de estos tips y llévalo a cabo esta semana. Solo 1 y comprométete con él.

Recuerda siempre cuentas conmigo para acompañarte en el cambio de hábitos, no dudes en escribirme!

shares